ENTREGA DE KITS DE MATERIAL DE ASEO EN EDUCACIÓN SANITARIA A LA DIRECCIÓN REGIONAL DE SALUD

Lunes 13 de junio, la Dirección Regional de Vivienda, Construcción y Saneamiento y el Proyecto SABA Plus, hizo entrega de manera simbólica kits de materiales de aseo, compuesto por toallas de mano, jarras, jaboneras y lavatorios en Educación Sanitaria a la Dirección Regional de Salud.

logo

Lunes 13 de junio, la Dirección Regional de Vivienda, Construcción y Saneamiento y el Proyecto SABA Plus, hizo entrega de manera simbólica kits de materiales de aseo, compuesto por toallas de mano, jarras, jaboneras y lavatorios en Educación Sanitaria a la Dirección Regional de Salud.

Estuvo presente la directora Med. Ciruj. Benedicta Emperatriz Morales Valdivia de la DIRESA, el director de la Dirección de Gestión Pedagógica Ing. Miguel Angel Ludeña Torre representado por la DRE y el director (e) George Ocola Nina de la DRVCS.

Sin duda... la salud es lo primero. Sin salud... todo es mucho más difícil. Por eso, uno de los problemas más importantes que tienen que enfrentar las comunidades, es justamente, conservar o mejorar las condiciones sanitarias. Y no solo la de las personas, también del ambiente. Si la casa está limpia, el vecindario también y las personas mantienen prácticas higiénicas, viven mejor.

La educación sanitaria, se ocupa de enseñarnos cómo cuidar la salud personal, la de la familia y la de la comunidad. Para ello, planifica actividades que ayudan a aprender nuevos hábitos higiénicos que pueden prevenir enfermedades. Se trata, entonces, de un proceso educativo permanente y dinámico, que contempla acciones dirigidas a las personas, a su entorno y a la comunidad. Asimismo se aprende a dar valor al agua como recurso limitado y a hacer uso adecuado y sostenible de los servicios sanitarios, que abarcan el abastecimiento de agua segura, la disposición sanitaria de excretas y el manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos.

Se viene articulando con las direcciones de la DIRESA y la DRE donde se dirigirá a cambiar las prácticas sanitarias inadecuadas en las familias, las comunidades y las instituciones educativas, transformando las antiguas prácticas de riesgo en nuevas prácticas saludables que logren el bienestar de los usuarios.