SE INICIARON LAS ACTIVIDADES POR EL DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA LA TRATA DE PERSONAS QUE SE CONMEMORA EL 30 DE JULIO.

En el Día Mundial contra la Trata de Personas, insto a que se renueve el compromiso de proteger, respetar y hacer que se cumplan los derechos humanos de todos los migrantes y refugiados.

logo

Con una nutrida marcha y representación de actores de la trata de personas, se iniciaron las actividades por el Día Mundial de la Lucha contra la Trata de Personas que se conmemora el 30 de julio. La concurrida movilización de estudiantes Universitarios, Servidores Públicos y de Organizaciones de la Sociedad Civil, fue organizada por la Comisión Regional Multisectorial Permanente, que preside la Gerencia Regional de Desarrollo Social del Gobierno Regional de Madre de Dios.

La trata de personas es un delito que explota a mujeres, niños y hombres con numerosos propósitos, incluidos el trabajo forzoso y el sexo. Todos los países están afectados por la trata, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas.

Los traficantes de personas se aprovechan de los más desesperados y vulnerables. Para poner fin a esta práctica inhumana, debemos hacer más para proteger a los migrantes y refugiados, sobre todo a los jóvenes, las mujeres y los niños, de quienes se aprovechan de su deseo de alcanzar un futuro mejor, más seguro y más digno. Debemos regular la migración de forma segura y sobre la base de los derechos, crear suficientes vías accesibles para la entrada de migrantes y refugiados y, en última instancia, resolver las causas fundamentales de los conflictos, la pobreza extrema, la degradación ambiental y otras crisis que obligan a las personas a cruzar fronteras, mares y desiertos.

En el Día Mundial contra la Trata de Personas, insto a que se renueve el compromiso de proteger, respetar y hacer que se cumplan los derechos humanos de todos los migrantes y refugiados. Crear y mantener procedimientos de asilo y migración basados en los derechos humanos, que ofrezcan seguridad y estén bien administrados será un paso importante para poner fin a la abominable práctica de sacar provecho de la desesperación y el sufrimiento humanos.